La Ola o el Rollo Ciudad de México
Blog Lugares Lugares abandonados

Lugares abandonados: La Ola Ciudad de México (fotos)

La Ola Ciudad de México o El Rollo Ciudad de México fue un lugar que tuvo una buena popularidad durante los ochenta y noventa. Ubicado en la tercera sección del Bosque de Chapultepec, se trataba de un balneario que en su tiempo estuvo a la vanguardia en cuanto a centros de esparcimiento de esta índole a nivel América Latina.

Los habitantes de la capital mexicana concurrían a La Ola en grandes cantidades, ya que era el único parque acuático de su magnitud en esta importante urbe y gracias a él podían divertirse en albercas y toboganes sin salir de la ciudad, sobre todo en épocas de calor.

La historia de este parque se remonta a fines de la década de los setenta, específicamente a 1979, cuando fue inaugurado con el nombre de Aguas Salvajes. En ese tiempo todavía existían otros balnearios en el Distrito Federal, pero éste incluía atracciones que para muchos capitalinos resultaban novedosas, como las albercas de olas y los propios toboganes.

La mejor época del parque fue ya bajo el nombre de La Ola y durante los años ochenta, cuando incluso contaba con spots publicitarios en los medios de comunicación. Se sabe que durante ese período más de 3000 personas visitaban sus instalaciones en un solo día.

La Ola Ciudad de México
La Ola en sus mejores tiempos. Parecía que la fiesta no tendría fin

A pesar de los buenos tiempos, la asistencia al lugar comenzó a decaer durante la década de los noventa e inicios del siglo XXI, hasta que cerró definitivamente en 2009, luego de haber cambiado su nombre a El Rollo (como la versión capitalina del famoso parque acuático ubicado en Morelos) y poco después de haber sido la sede de una de las “playas” urbanas que impulsó el gobierno de Marcelo Ebrard. La Secretaría de Medio Ambiente local dio a conocer el cierre en noviembre de dicho año, prometiendo que dichos espacios volverían a abrir con “mejores proyectos”, mismos que dicha administración nunca realizó. Lo cierto es que el cierre se debió a la casi nula afluencia de visitantes que para entonces este parque (al igual que Atlantis, ubicado a un costado) tenía.

Al paso de los años lo que fuera el famoso y concurrido parque La Ola se ha mantenido en el total abandono, convirtiéndose poco a poco en un lugar que parece haber sido sacado de una película de corte apocalíptico.

En LibroBazar realizamos una visita al lugar para conocer y compartir un poco de sus 19600 metros cuadrados de ruinas, mismos que incluyen los restos de la que fuera la primer alberca de olas artificiales en México:

 

Aunque los niños que disfrutaron de las albercas de La Ola Ciudad de México en los años ochenta hoy se han convertido en adultos, eso no les impedirá sentir un poco de miedo y nostalgia al visitar el lugar en el que jugaron o simplemente mirar las imágenes de lo que queda de él.

 

 

 

Related posts

Leave a Comment

0

Tu carrito